sábado, 21 de agosto de 2010

EL WATERGATE DEL s. V a.C.

Laura Climent. "La Oreja de Dionisio" (Acuarela).

Cuentan que Dionisio I, uno de los principales tiranos de Siracusa, mantenía allí encadenados a sus enemigos y que gracias a la acústica de esta cueva podía saber de sus planes e intrigas.

Esta cavidad artificial es mucho más imponente de lo que a primera vista parece. Con sus 23 metros de alto por 65 de profundidad y las ondulaciones que dibuja su interior, conmueve al visitante al oir las modulaciones de su propia voz e imaginar las historias que en ella se fraguaron.
En 1586 Caravaggio le puso este nombre por su similitud con la oreja humana, pero no es seguro que se utilizara para los macabros fines que se nos han descrito. Podría tratarse de una caja de resonancia para amplificar las voces del adjunto Teatro Griego, otra de las maravillas scilianas con la orientación de sus gradas cara al mar y excavado en la
misma cantera que la "oreja", denominada Latomía, de donde se extraía la piedra caliza con la que están realizados la mayoría de los edificios de Siracusa.

De este lugar hice varios apuntes, por la gratificante morfología del entorno.

3 comentarios:

David Carrascosa dijo...

Ya veo, Laura, que no has perdido las buenas costumbres durante este verano. Me alegra saber de ti.

Besos

laura dijo...

Lo mismo digo, David. Espero que estés pasando un magnífico verano, aunque ya vi por tu blog que no has perdido el hilo de la actualidad.
Un abrazo!

Félix de Piñera dijo...

Myu bonito y una interesante historia , ya veo que tabajas mucho . Un saludo . Félix