viernes, 17 de marzo de 2017

XYLELLA FASTIDIOSA

Laura Climent. "Tesoros en peligro". (Acuarela. Watercolor).

Unas aceitunas como aperitivo. Un rico trozo de pan con aceite de oliva. Pequeños y sanos placeres que habrá que dosificar.

La alarmante propagación de la xylella fastidiosa es posiblemente la causa de la destrucción de plantaciones de olivos.
Esta bacteria propagada dese el sur de Italia y que ha llegado a nuestras tierras, ya ha sido designada como el ébola de algunas plantas leñosas,  que ha sacrificado  millares de árboles y ha hecho arrancar otros en un intento de detener su propagación,  es la responsable del pánico entre los productores de aceituna.
Los laboratorios trabajan incansablemente en el estudio de las fórmulas para su erradicación, pero está resultando una ardua tarea  y la población mediterránea, que es la que más utiliza este saludable alimento,  deberá pagar sus conecuencias.