miércoles, 8 de febrero de 2017

VOLVER AL PASADO

Laura Climent. "Bodegón con  velas". (Acuarela. Watercolor).

Pronto esta romántica imagen de unas velas iluminando nuestro entorno  va a resultar una escena cotidiana.

La subida del precio de la luz se ha convertido en la noticia cotidiana. Ayer mismo un nuevo anuncio del 12% ya casi ni tuvo la capacidad de impactarnos.
Cuando llega la factura y miramos el total sin apenas haber gastado más de lo necesario, pensamos que se trata de una broma.
No, no es una broma los impuestos suben tanto o más que el consumo. Y lo peor es que no se puede ajustar más el método de vida.
Ya no nos queda más que retroceder unos siglos y alumbrarnos con un candil. Abandonar los "lujos"  conseguidos tras muchos años de trabajo. Apagar bombillas, lavadoras, televisores y neveras y quien sabe si a alguien le queda un traje de época de la Edad Media para acabar de configurar la escena.

¡Es todo tan inexplicable!