miércoles, 20 de julio de 2016

EDIFICIOS SINGULARES

 Laura Climent. "Masía Freixa".  (Acuarela. Watercolor)

Terrassa conserva algunos edificos de la época industrial, cuando el trabajo y su ubicación eran motivos de arte y fuente de riqueza.

Uno de ellos, la Masía Freixa, ha pasado por distintas funciones.
En un principio fué concebido como fábrica de hilatura. Su hermosísima estructura de estilo modernista, con sus bóvedas onduladas y sus ventanales y puertas parabólicas del Aquitecto Muncunill, pero inspiradas en la obra de Gaudí, torre y rotonda,  la llevaron a convertirse en residencia de sus propietarios,  la familia Freixa.
Pasado el tiempo se convirtió en Conservatorio de Música, (actualmente trasladado a un edificio más moderno). En este momento alberga los despachos del Síndic de Greuges y la Oficina de Turismo.
El entorno, de magníficos jardines, con rosaleda, estanques de agua, anfiteatro, pérgolas y paseos, invitan a visitar y gozar de tan privilegiado lugar.

En la foto inferior Manel y Angela Curado. Padre e hija disfrutando de esta visita turística.