lunes, 13 de septiembre de 2010

"EL HOMBRE DEL PARAGUAS"

Laura Climent. "Anantapur. Entrada del mantapa". (Acuarela).

El "hombre del paraguas" es como la gente de Anantapur llamaba a Vicente Ferrer.
Con esta definición Joan Martínez ha titulado su ópera, que fué estrenada el sábado en el Gran Teatro del Liceu, de Barcelona.
Transcribo del diario:
"En medio del tórrido clima indio, un hombre de rasgos occidentales, alto y delgado, camina pensativo, cubierto por un inmenso paraguas negro"...
..."El hombre del paraguas es una historia de autosuperación, generosidad y altruismo. De como la lucha de un ser humano puede servir de guía e inspiración para las siguientes generaciones".
Un relato a tener en cuenta sobre Vicente Ferrer. Una persona para no olvidar jamás.

6 comentarios:

MAITE RUBERT dijo...

Totalmente de acuerdo, Laura. Tu acuarela es preciosa.

MAITE RUBERT dijo...

Me he quedado corta. Veo, en tu acuarela, a un hombre que camina solo(como los grandes de la humanidad)Pero,ese arco majestuoso que deja atrás, nos está invitando a entrar y seguir su camino,su ejemplo, su obra.

Joy dijo...

Encantadora acuarela, Laura.

Me encantan sus colores y lo que representa, la entrada a un mundo donde todo es posible.

Conozco la labor pormenorizada de la Fundación Vte. Ferrer, pues apadrinamos una niña de Anantapur desde hace ya bastantes años, y nos envían todo con absoluta transparencia.

Ojalá su ejemplo cunda, cada uno en la medida de nuestras posibilidades.

Un abrazo

Reyes Rodriguez Vicent dijo...

Esta acuarela, elegante, sencilla y sensible parece servir de entrada a la figura de un gigante (Vicente Ferrer) que con su aparente fragilidad fue capaz de crear una obra grandiosa entre los pobres de la India. Imagen y texto se complementan mucho. R. Vicent

laura dijo...

Maite, Joy, Reyes, gracias por compartir este sentimiento de admiración por el misionero, interpretar de forma tan sutil el dibujo y ser tan generosos con las personas necesitadas.
Saludos!

joshemari dijo...

Gracias Laura por esta acuarela y por recordarnos al personaje que más me ha emocionado y admirado, en esta época.
No sabía que le hubiesen escrito una letra de ópera.
Un abrazo.