lunes, 24 de agosto de 2009

LA CABAÑA DE BRANKO

Laura Climent. "Mrzlin Grad". (Apunte en la libreta Moleskine).

Branko nos alquiló una habitación en en su , no se si llamarle cabaña, hotel ó pabellón de caza, en pleno parque de Plitvice.

Allí la naturaleza se recrea dentro y fuera de la finca. Desde el temido oso, a uno de los cuales dió caza su mujer Sonja y que ahora cubre una de las paredes de la casa, hasta el lobo que merodea por los alrededores al acecho del ganado, pasando por toda clase de animales selváticos.
La granja posee gran cantidad de recursos para abastecerse: ovejas, vacas, caballos, gallinas, ...hasta un cervatillo huérfano al que había que alimentar.
El despertar era estimulante mirando por la ventana, como en la foto de abajo viendo un caballo pastar tras la plantación de girasoles y desde donde, naturalmente, saqué los apuntes de rigor.


El desayuno, servido en una preciosa vajilla y digno de la mejor mesa, lo disfrutamos en un comedor lleno de recuerdos de caza, al igual que la habitación en que cada detalle es un objeto natural, desde el perchero de cornamenta hasta las mismas paredes, techo y suelo de confortables maderas.









Su amabilidad fué tal, que en la despedida, tras el intercambio de ragalos, diría que nos quedamos con un poco de añoranza y con la esperanza de continuar en contacto.
Ver más en:

4 comentarios:

NoNo dijo...

Menudo viaje más interesante que estás haciendo Laura. Vas a venir con las pilas sobre-cargadas.
**El pobre oso me da un poco de pena. No dejamos a los animales ni una esquinita de naturaleza.
Saludos!

David Carrascosa dijo...

Vaya, Laura, qué envidia me das. Espero que te lo hayas pasado muy bien. Seguimos en contacto,

Peón de Brega resucita el domingo

besos

laura dijo...

Hola NoNo! Pués si, el viaje ha sido muy instructivo. Ahora necesitaré un poco de tiempo para sacar patido a todo lo que he visto y me ronda por la cabeza.

Un saludo!

laura dijo...

Hola David!
Tu si que has pasado unas vacaciones de las de verdad: Perdido, desconectado...
No creía que de verdad fueras a pasar tanto tiempo sin publicar, así que a partir del domingo, visitaré de nuevo asiduamente tu "Peón de Brega".

Un abrazo!