domingo, 10 de mayo de 2009

AZUL Y BLANCO

Laura Climent. "Molinos en Mykonos". (Tinta china y acuarela).

Mykonos, hijo de Apolo, dió nombre a esta isla, donde Zeus luchó contra los gigantes, convirtiéndolos en lo que hoy son las piedras de la isla....
Esa es la Mitología. La realidad es que Mykonos después de 3000 años de historia, se ha convertido en la mas cosmopolita de las Cícladas, lugar de importantes intereses turísticos y acentuada vida nocturna.
La silueta clásica de sus molinos contra el horizonte son el preludio del encanto que envuelve la isla, con sus casas blancas de puertas azules, calles estrechas que protegen a sus habitantes del calor, antiguamente de los piratas y... del viento.
El viento..., el viento que sopla continuo 300 días al año y que mitiga el sol aclaparador, dió lugar a la construcción de los célebres molinos, que en un principio eran quince. Los más grandes se utilizaban para la molienda, de uso exclusivo para los habitantes de la isla y los pequeños para los foráneos. En la actualidad funciona uno, alimentado igual que en la antigüedad con fuego de madera.
Esta pequeña isla fué codiciada en otros tiempos por los grandes conquistadores y aventureros. A ella van ligados nombres como Alejandro Magno, César Augusto, el Duce de Venecia y hasta el pirata Barbarroja. Sus habitantes, eternos luchadores, supieron liberarse junto con Grecia del yugo turco y hoy día forma parte de la Grecia clásica, cuna de nuestra civilización.

2 comentarios:

David Carrascosa dijo...

...Barabarroja y, en estas fechas, Laura. Gracias por acercarnso esa maravilla con tus letras y con tus pinceladas.

Un abrazo!!

laura dijo...

Espero que esta maravilla,como dices, no tenga que verse protegida por patrulleras como otros lugares. Le quitaría mucho encanto. Deseo que todo el mundo pueda disfrutarla mucho tiempo!

Afectuosos saludos y gracias por el comentario, que ya se que estos días vas justo de tiempo.