lunes, 9 de febrero de 2009

DEPRESION

Laura Climent."Susi".

Se puede morir de pena.
Personas o animales, ¡qué mas da! La sensación de vacío no la suplen ni los mimos ni los mejores cuidados cuando falta la compañía del ser que ha llenado gran parte de una vida.
Susi nació libre en Africa, pero llevaba su cautividad con alegría junto a su amiga Alicia, la elefanta dominante.
Alicia murió el año pasado y el comportamiento de Susi empezó a cambiar, dando síntomas de profunda depresión.
Ahora se teme por su vida, a pesar de que los cuidadores dicen que tiene buena salud y se habla de trasladarla a un espacio mayor de los 1000 metros cuadrados de que dispone ahora en el Zoológico de Barcelona. Un espacio en el que pueda corretear con mas soltura y gozar de la compañía de otros animales. ¡Ardua tarea en estos tiempos en que el espacio va tan escaso...y el dinero también! Aunque si esto sirviera de verdad para sacar al animal de esta melancolía, valdría la pena.

1 comentario:

David Carrascosa dijo...

Espero lo mejor para Susi, a quien conozco gracias a la bell a acuarela de tu blog.

Gracias por tu visita. Estoy muy bien; he pasado, bien es cierto, un momento de ansiedad desde que oi explotar el coche bomba hasta que, tres minutos después, escuché la noticia de la inexistencia de vícitmas.

Muchos besos, Laura!!